«Camps leaders»: Así son nuestros monitores nativos