AQUÍ NO SE PIERDE (casi) NADA